Dublín, la capital y la ciudad más grande de Irlanda, es un lugar increíble para visitar, no sólo por la calurosa bienvenida que da a sus visitantes, sino también por su asombroso atractivo turístico. Su riqueza arquitectónica, su animado centro de la ciudad con actividades de entretenimiento y su mezcla de tradición y modernidad, convierten a Dublín, en una ciudad para disfrutarla paseando.

El inmenso patrimonio literario, la música tradicional y los incomparables pubs conectan a Dublín con sus raíces gaélicas, mientras que los restaurantes de alto standing y las tiendas de lujo le proporcionan ese toque de modernidad tan cautivador.

Un paseo por pleno centro de la ciudad debe que ir acompañado de una visita a sus dos hermosas y famosas catedrales, Christchurch and St Patrick y a su internacionalmente conocido centro de ocio, Temple Bar. La historia revolucionaria de Dublín y el amor profundo por las espectáculos musicales, también proporcionan a los visitantes de la capital irlandesa paseos inolvidables.

A landscape view of the Ha'penny Bridge